Tarta charlota o carlota de fresa

tarta carlota de fresa

Como hacer carlota fácil

  La tarta carlota o charlota es una tarta fría rodeada de bizcochos, crema y fruta. ¡Demasiado buena!

Da igual cómo la llames. La tarta charlota o carlota es una receta increíble. Tiene ese toque refinado a postre francés, de ahí le viene el nombre de tarta Charlotte. Básicamente, la tarta carlota es bizcocho de soletilla, crema con almibar, fruta y nata.


Esta deliciosa tarta fue ideada por Pedro Carabias, nuestro histórico jefe de cocina. 

Nosotros utilizamos fresas y kiwi, pero es muy típico hacerlo también con limón. En todo caso es una tarta súper sencilla de hacer. La única complicación que puedes tener es preparar el almíbar, o el montaje. Pero nada que no se pueda resolver 😉

Una tarta clásica de las de antes, como la tarta de chocolate o las peras al vino. Un postre bonito, dulce y muy de verano. Será el broche de oro para cualquier comida. ¡Apunta bien!

 

Ingredientes para carlota

Hemos calculado los ingredientes para 2 moldes rectangulares de 2 litros.

  • Bizcochos de soletilla
  • 1 l. de agua
  • 500 g de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado
  • 2 o 3 hojas de gelatina
  • 8 yemas de huevo
  • 100 gramos de almendras tostadas peladas
  • 3 kiwis
  • 1/2 kg de fresones
  • 1/2 l de nata

 

Cómo hacer carlota de fresa

  1. Ponemos las hojas de gelatina en un poco de agua tibia para que se hidraten. Mientras tanto, cubrimos con los bizcochos de soletilla el fondo y paredes del molde. Reserva unos cuantos para usarlos luego como tapa.
  2. Empezamos a batir las yemas de huevo y las reservamos.
  3. Nos toca preparar la fruta. Pelamos los kiwis y los partimos longitudinalmente en cuatro trozos. Limpiamos los fresones y los partimos por la mitad. Tostamos las almendras en el horno y las machacamos concienzudamente. Si compras almendras tostadas, este paso te lo ahorras.
  4. Ahora vamos a preparar un almíbar de hebra larga. Cogemos 1 parte de agua por 2 de azúcar y lo ponemos a hervir. Como mínimo estará unos 10 minutos. Justo antes de estar en su punto, se le incorpora las gelatinas ya disueltas y una cucharada de azúcar vainillado. Tenemos que dejar que se reduzca al 50% antes de retirarlo del fuego.
  5. Sin dejar de removerlo una vez retirado del fuego, mezclamos con las yemas batidas. Reservamos.
  6. Montamos la nata. Cuando la tengamos montada, reservamos la mitad para decorar. Agregamos, también, la mitad de las almendras machacadas y la mezcla anterior con las yemas y el almíbar.
  7. La dejamos enfriar en el frigorífico un par de horas.
  8. Cuando se haya enfriado, la vertemos en los moldes sobre la capa de bizcocho. Lo vamos a hacer solo hasta la mitad, ya que encima de ésta, empezamos a añadir las frutas cortadas en capas. Lo completamos con el resto de la crema. Para finalizar, cubrimos los moldes con la tapa de bizcocho y al frigorífico otra vez durante 3 o 4 horas.
  9. Ya estamos en la presentación final. Para presentar la tarta carlota, la desmoldamos con cuidado. La rematamos “forrándola” con la mitad de la nata que teníamos reservada. Ayúdate de una manga pastelera con boca rizada. Salpica con el resto de almendras machacadas y ¡listo!
  10. A la hora de presentarla, puedes sacarla en láminas y acompañada de mermelada de fresas o natillas.

 

TE PUEDE INTERESAR  Albóndigas en salsa española

 

Tarta carlota de fresa
Preparación
20 min
Cocción
15 min
Tiempo total
35 min
 

La tarta carlota de fresa es una tarta de las de antes. Y se nota. Tiene una mezcla de sabores muy interesante. 

Plato: Postre
Cocina: Internacional
Palabras clave: carlota, charlota, tarta
Raciones: 10 personas
Calorías: 230 kcal
Autor: Duque
Ingredientes
  • Bizcochos de soletilla
  • 1 litro de agua
  • 500 g de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado
  • 3 hojas de gelatina
  • 8 yemas de huevo
  • 100 g de almendras tostadas
  • 3 kiwis
  • 1/2 kg de fresones
  • 1/2 l de nata
Elaboración paso a paso
  1. Cubrir con los bizcochos de soletilla el fondo y paredes del molde. Reserva unos pocos que usaremos como tapa.

  2. Remoja las hojas de gelatina en un poco de agua tibia. Bate las yemas de huevo. 

  3. Pela la fruta y córtala en trozos. Machaca las almendras concienzudamente.

  4. Haz un almíbar. En la descripción de la receta te lo hemos dejado apuntado.

  5. Cuando lo tengas, lo retiras del fuego y mezclamos con las yemas batidas. Reservamos.

  6. Montamos la nata y reservamos la mitad. Le incorporamos la mitad de las almendras machacadas y lo mezclamos con las yemas batidas. Remueve y mezcla todo bien.

  7. Lo ponemos a enfriar durante 2 horas. 

  8. Una vez que está frio, lo vertemos en los moldes. Solo hasta la mitad, porque ahí añadiremos la fruta colocándola en capas. Rematamos con el resto de la crema y tapamos con bizcochos.

  9. Al frigorífico durante 3 o 4 horas.

  10. Desmolda con cuidado. Cúbrela con el resto de la nata ayudándote de una manga pastelera.

  11. Salpica con el resto de almendras. Listo

Notas de la Receta

Para presentarla, puedes acompañarla con natillas y mermelada de fresas.

Deja un comentario