Dionisio Duque nació en Segovia, en 1925, en una de las dependencias del restaurante que fundó su abuelo en 1895. Cursó bachiller en los maristas y marina mercante y colaboraba con sus padres en las tareas del negocio que ya por esa época tenía fama por los asados y los guisos.

Heredó de sus mayores el cuidado por la tradición y el cariño por el trabajo, así como el espíritu de innovación y difusión de los valores de los que eran merecedores la tierra de Segovia y la gastronomía de la zona.

Vivió en una etapa llena de cambios, dinámica, que evolucionaba cada día, y él siguió el ritmo que le marcaban los acontecimientos; como consecuencia, siempre estuvo atento a todas las innovaciones que mejorasen la calidad y el prestigio de su casa.

dionisio duque
dionisio duque

Contribuyó a la mejora de ésta con la compra y rehabilitación del Palacio de la Floresta, edificio del siglo XVI, catalogado y declarado bien de interés público, dedicado a grandes celebraciones, fiestas y congresos.

También anexiono la Casa Curato de Santa Columba, del siglo XIV, y la Neira, de 1850, a la ya centenaria Casa Duque, convirtiendo el legado de sus mayores en un importante patrimonio que forma parte de la historia de la ciudad, cumpliendo así uno de sus mayores deseos: unir el cuidado y la salvaguardia de la tradición junto con el dinamismo empresarial que la sociedad requería.

Poseedor de premios y galardones, de los que siempre se sintió orgulloso y dedicó a su esposa María Luisa, también hija de hosteleros, que fue su mejor ayuda y compañera, formaron un equipo en la familia y el negocio y tuvieron dos hijos, continuadores hoy de la tradición familiar.