Cómo preparar el auténtico cordero asado al horno

cordero asado al horno

Receta de cordero lechal asado. Duque, maestro asador de Segovia

Igual que nuestra famosa receta del cochinillo asado al horno, vamos a preparar nuestra famosa receta de cordero asado al horno. Aunque sea un plato típico de las fiestas navideñas, es de enorme tradición en Segovia, así como en Burgos o Soria.

Es una receta muy sencilla que os saldrá siempre perfecta, siempre y cuando la realicéis con una buena materia prima y le pilléis el truco al horno. Algo no siempre fácil.

Debéis escoger una pieza de muy buena calidad, y lo habitual es utilizar el lechazo o cordero lechal. Es un animal sin destetar que se encuentra entre los 25 y 30 días de vida, alimentándose exclusivamente de leche materna.

Nosotros venimos asando el lechazo desde hace más de 4 generaciones en horno de leña y cazuela de barro. Esto siempre va a provocar una cocción muy lenta, dejándonos esa piel tan tierna.

Os hemos preparado una receta para cuatro o seis personas (medio cordero). Recuerda que debe entrarte perfectamente en la cazuela de barro. Puedes calcular unas dos paletillas para cuatro personas, o una pierna de cordero para dos personas. Todo depende de cómo de grande sea tu horno.

Pide a tu carnicero que te corte el medio cordero y, aunque no tengas horno de leña, nosotros te vamos a explicar cómo se hace en Casa Duque, maestro asador de Segovia desde hace más de 120 años.

comer cordero en segovia

Cuartito de cordero asado saliendo de nuestro horno de leña centenario

 

Preparación del cordero asado al horno

  1. Lo primero que vamos a hacer es encender el horno y calentarlo a unos 210º a 230º.  Vamos a preparar los dos cuartos de cordero con las costillas hacia arriba en una cazuela de barro.

    Lo salamos con sal gorda y añadimos 3/4 de litro de agua aproximadamente en el que ya hemos exprimido medio limón y la cáscara de este.

  2. Lo metemos en el horno durante 1 hora aproximadamente. Poco a poco la carne va soltando su jugo sobre el agua y va formándose la salsa tan rica.

 

Horneado final y presentación del cordero al horno

  1. Cuando está hecho por una parte, se le da la vuelta, se salpica otra vez con sal y se deja dorar a gusto.

  2. Ahora le vamos a dejar un espacio de unos tres cuartos de hora, hasta que tome un bonito color tostado. De esta manera vamos a conseguir que nos quede bien crujiente y una carne muy jugosa.

Finalizado, lo vamos a servir en la misma cazuela de barro con su propio jugo.

Aquí os dejamos la receta que os podréis imprimir: 

Cordero asado al horno
Preparación
2 h
 
Plato: Carne
Cocina: Castellana
Raciones: 6 Personas
Calorías: 280 kcal
Autor: Duque
Ingredientes
  • 1/4 Cordero lechal con su tez, de unos 3 kilos en 2 cuartos, tipo churro.
  • Sal gorda
Jugo para la salsa del cordero, preparado la víspera
  • 1/2 Limón
  • 3/4 Agua
  • 1 Chorrito de vino blanco
Elaboración paso a paso
  1. Encendemos el horno y lo calentamos entre 210º y 230º. Ponemos las costillas del cordero hacia arriba y siempre utilizamos una cazuela de barro.

  2. Salamos con sal gorda y después añadimos los 3/4 l. de agua en el que habíamos preparado nuestro jugo con medio limón y su cáscara.

  3. Al horno durante 1 hora.

  4. Cuando esté hecho por una parte, lo damos la vuelta y lo salpicamos otra vez con sal.

  5. Lo dejamos dorar al gusto, durante unos 3 cuartos de hora aproximadamente.

  6. Sabremos que está terminado cuando haya cogido ese precioso color dorado y la piel tostada.

Notas de la Receta

Lo vamos a servir en la misma cazuela de barro con su propio jugo.

 

Consejos para un cordero al horno perfecto

  1. Podemos acompañar al cordero con una guarnición de patatas panadera o a la importancia, o también con la clásica ensalada de lechuga, tomate y cebolla. Un poco más abajo os dejamos nuestro video de cómo preparar unas patatas panadera o a la importancia:

  2. Es muy importante dar un corte en la parte de la mano del cuarto delantero, para cortar el nervio.

  3. Como nosotros te hemos dado la receta tradicional en horno de leña, es mejor que pruebes en tu horno varias veces hasta que pilles bien la temperatura. ¡No te arriesgues a hacerlo justo en la fecha señalada!

  4. Si tenéis presupuesto, comprad siempre cordero lechal o lechazo de la tierra de Castilla y León. Aunque el precio sea más alto, su carne es más jugosa y tierna.