Rosquillas caseras

rosquillas caseras

Cómo hacer rosquillas caseras y fritas

 

  Los postres tradicionales son los que más triunfan. Así que, como se acerca la Semana Santa, vamos a hacer unas rosquillas de anís. ¡Éxito!

Las rosquillas fritas de anís son son un lujo de esos que no se debe perder. Esponjosas, muy esponjosas, son tradicionales del periodo de Carnaval y Semana Santa. Aunque pensándolo bien, son ideales para una buena sobremesa, o para un café a media tarde ¿verdad?

Normalmente las rosquillas caseras son fritas, aunque algunas recetas te las enseñen hechas al horno. Pero no es el caso 😉

En Castilla, las rosquillas son de esas cosas que todo el mundo tiene grabado en su memoria, desde la infancia #recetas Clic para tuitear

Como muchas de las recetas que tenemos hoy en día, se dice que tienen un origen romano. Hoy en día las más conocidas son las que se hacen en Madrid, por su patrón San Isidro. Aunque, a nosotros nos tira la tierra. En Castilla son de esas cosas que todo el mundo tiene grabado en su memoria.

Y no solo las rosquillas caseras. Aquí, en Segovia, son muy típicas las rosquillas de pan y otras muy típicas del pueblo de Carbonero el Mayor: las rosquillas ciegas. Llevan una especie de merengue seco y son aún más ligeras.

 

Ingredientes para rosquillas caseras

  • 200 gr. de leche entera
  • Ralladura de cáscara de naranja
  • 350 g de azúcar
  • 1 punta de cucharadita de anises
  • 1 copa de anís
  • 2 dl de aceite de oliva
  • 6 huevos
  • 1,1 kg de harina
  • 2 sobres de levadura Royal

rosquillas fritas

No tienes excusa de ponerte el delantal y preparar este dulce tan rico

Cómo hacer rosquillas caseras

  1. Lo primero que vamos a hacer es poner en un cazo la leche con la ralladura de naranja. Cuando dé un hervor, se retira y se deja enfriar. Cuando la leche esté tibia, echáis el azúcar y los huevos. Lo batimos bien y añadimos el aceite, los anises y la copa de anís.
  2. Nos toca mancharnos las manos. En la mesa de trabajo echamos la harina mezclada con la levadura. Formamos un volcán y vertemos en centro la mezcla anterior. Empezamos a mezclar poco a poco con los dedos, trazando círculos, hasta que quede incorporada toda la harina. Amasamos bien durante 20 a 30 minutos, hasta obtener una masa homogénea y blandita.
  3. Lo dejamos reposar unos minutos y ahora trabajamos la masa para formar las rosquillas. Vas tomando pequeñas porciones con la mano. Las damos forma cilíndrica dejándolas el grosor de un dedo y unimos los extremos.
  4. Ponemos a calentar abundante aceite. Cuando lo tengamos bien caliente, echamos las rosquillas. Cuando estén doradas, las sacamos, las echamos a una fuente y las espolvoreamos con azúcar glass.

receta rosquillas

Hacer las rosquillas es un trabajo muy divertido para toda la familia

Consejos para hacer rosquillas caseras perfectas

  1. El aceite es uno de los secretos para que salgan perfectas las rosquillas. Entre tanda y tanda, retíralo del fuego para que no se pase y ¡nos eche a perder todo!
  2. Para preparar la receta de rosquillas caseras es muy sencillo: sigue los pasos. Si lo haces, lo que parece difícil, verás que no lo es.
  3. ¿Por qué utilizamos levadura? Este es el secreto de que nos queden esponjosas. De nada 😉
  4. La masa nos tiene que quedar algo pegajosa. Esto nos dice que no nos hemos pasado de harina y no nos quedarán secas.
  5. Si haces más masa o no quieres hacer toda, simplemente guárdala en el frigorífico envuelta en papel film.
Rosquillas caseras
Preparación
35 min
Cocción
15 min
Tiempo total
50 min
 

Hoy vamos a aprender a hacer unas tradicionales rosquillas caseras fritas. ¡Un lujo que no te puedes perder!

TE PUEDE INTERESAR  Calderillo de Béjar
Plato: Postres
Cocina: Castellana
Palabras clave: caseras, fritas, Rosquillas
Raciones: 10 personas
Calorías: 387 kcal
Autor: Duque
Ingredientes
  • 200 gr. de leche entera
  • ralladura de naranja
  • 350 gr de azúcar
  • 1 punta de cucharadita de anises
  • 1 copa de anis
  • 200 ml de aceite de oliva
  • 6 huevos
  • 1,1 kg de harina
  • 2 sobres de levadura Royal
Elaboración paso a paso
  1. Poner al fuego en un cazo la leche con la ralladura de  naranja. Cuando dé un hervor se retira y se deja enfriar. Cuando esté tibia se agregan el azúcar y los huevos, se bate bien y se añade el aceite, los anises y la copa de anís.

  2. Sobre la mesa se pone la harina, ya mezclada con la levadura, formando un volcán, en cuyo centro se vierte la preparación anterior, y se trabaja con los dedos, trazando círculos, hasta que quede incorporada toda la harina. A continuación se amasa durante  20 a 30 minutos, hasta obtener una masa homogénea. 

  3. Para formar las rosquillas se van tomando porciones de masa con la mano. Se les da forma cilíndrica y circular, uniendo ambos extremos. 

  4. Se fríen en aceite abundante y se pasan a una fuente donde las espolvorearemos con azúcar glass. 

Deja un comentario