Tarta de chocolate blanco

tarta de chocolate blanco

Cómo hacer una tarta de chocolate

 ◼ El chocolate es uno de los alimentos preferidos de todo ser humano. Esta receta de tarta de chocolate blanco se va a convertir en tu postre favorito.

 

Os apostamos algo: vais a volveros locos con esta tarta de chocolate blanco. Suave, con una miga tierna y un sabor delicioso a chocolate blanco y muy mantecoso. Además, hemos añadido una capa extra de mermelada de fresa que complementan perfectamente el sabor. Así que, por mérito propio, este postre es uno de los nuestros. De esos que nos gustan especialmente, como la tarta charlota o la leche frita.

Si no has empezado ya a salivar es que no eres de este mundo.

El cacao se ha consideraba un regalo de los dioses en las culturas prehispánicas. Aunque hoy en día no lleguemos a esa escala de divinidad, una tarta de chocolate es una tentación que empieza, como los buenos flechazos, por la mirada. Y si es blanco, mucho más.

¿Qué es el chocolate blanco?

¿Es el chocolate blanco verdadero chocolate?

La cosa es que es un argumento sin mucha base. El chocolate blanco se deriva de los granos de cacao al igual que el chocolate normal. El chocolate blanco está hecho de manteca de cacao, lo que le da un sabor único y una textura suave. El chocolate blanco no está hecho con polvo de cacao o sólidos de cacao como el chocolate negro. Así que sí, diferente es, pero sigue siendo chocolate.

 

Consejos previos para hacer tu tarta

  • Aunque hoy en día hay una especie de amor odio por el chocolate blanco, todo son beneficios si apuestas por la calidad.
  • Es rico en calcio, por lo que es bueno para los huesos. Al menos 100 gramos contienen 270 miligramos.
  • Tomándolo en su justa medida, puede ser útil para deportistas o para cuando hagas un gran gasto energético.
  • Para que no nos quede basto y muy denso con el bizcocho utiliza este truco. Diluye el chocolate con un poco de agua. Esto te hará tener una masa más ligera. Hace la masa más delgada y no agregas nada de grasa.
  • Puedes hacer el bizcocho en varias capas y rellenarlo con mermelada, crearemos una nueva experiencia muy untuosa y sabrosa.
  • Primero derrite el chocolate blanco y deja que alcance la temperatura ambiente antes de mezclarlo con la mantequilla.
  • Esta receta solo requiere de 1 taza de azúcar en polvo, por lo que la mayor parte del sabor proviene del chocolate blanco y la mantequilla.

 

Ingredientes 

Para el pastel:

  • 12 onzas de chocolate blanco
  • 1/2 taza de agua caliente
  • 4 huevos grandes (que separaremos las claras y las yemas)
  • 1 taza de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 1 taza de azúcar granulado
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 3/4 taza de harina normal
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de suero de leche

Para la crema:

  • 12 onzas de chocolate blanco (derretido y enfriado a temperatura ambiente)
  • 1 taza de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 1 taza de azúcar en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 bote de mermelada de fresa

 

Preparación de la tarta de chocolate blanco

 

  1. Cortamos el chocolate blanco en pedacitos y lo echamos en un bol con agua caliente. Lo podemos derretir en el microondas en intervalos de 20 segundos o, si lo preferís, al baño Maria. Sea de la forma que sea, una vez derretido, reservamos.
  2.  Separamos las yemas de los huevos y reservamos. En otro recipiente colocamos las claras de huevo para mezclarlas. Las batimos hasta que estén espumosas y nos aparezcan picos rígidos. Lo vamos a reservar también metiéndolas en el frigorífico.
  3. Vamos a por el bizcocho. Precalentamos el horno a unos 180º.
  4. Cogemos otro bol y vamos a mezclar la mantequilla y el azúcar hasta que esté suave y esponjosa. Añadimos también las yemas de huevo y la vainilla. Lo mezclamos todo bien y continuamos añadiendo el chocolate blanco derretido.
  5. En una tacita mezclamos la harina, la sal y el bicarbonato de sodio. Lo agregamos al anterior bol alternándolo poco a poco con el suero de leche y mezclando todo muy bien. Es decir, no echamos todo de golpe, sino que lo echamos en 3 partes y mezclando bien. Nos tiene que quedar una masa cremosa.
  6. Ahora añadimos las claras de huevo que habíamos montado. Lo mezclamos todo bien y lo echamos en el molde que hayamos elegido para nuestro bizcocho. Preparamos el molde untando las paredes con manteca y harina. Nosotros hemos utilizado un molde redondo. Si te sobra mucha cantidad, puedes utilizar otro molde y hacer dos bizcochos o 1 tarta con muchos pisos.
  7. Al horno a unos 180º durante 25-30 minutos o hasta que veas que está hecho. Le tocas en el centro y si rebota, es que está en su punto. Déjalos que se enfríen completamente.
  8. Y ahora vamos con la crema. Echamos la mantequilla en un bol y la batimos con las barillas unos 2 minutos. Cuando lo vemos que se ha derretido bien, añadimos el chocolate y seguimos mezclando. Ahora añadimos la vainilla y el azúcar en polvo. Seguimos batiendo hasta que tengamos una crema suave y cremosa.
  9. Ya estamos para el montaje final. Como el bizcocho puede quedarte muy ancho, lo vamos a dividir en dos o tres capas, depende de la altura que tengas. La idea es ir montando por pisos, crema, mermelada y bizcocho.
  10. Rematamos untando bien la parte superior y los bordes con la crema. Para terminar, podemos rayar chocolate y esparcirlo por encima.

 

TE PUEDE INTERESAR  Mollejas de cordero con setas

 

Tarta de chocolate blanco
Preparación
25 min
Cocción
30 min
Tiempo total
55 min
 

Uno de los alimentos preferidos de todo el mundo. Esta tarta de chocolate blanco te va a hacer salivar desde el minuto 1.

Plato: Postre
Cocina: Americana
Palabras clave: postre de celebracion, postres, tarta de chocolate, tarta de chocolate blanco
Raciones: 15 raciones
Calorías: 659 kcal
Autor: Duque
Ingredientes
  • 1 tableta de chocolate blanco
  • 1/2 taza de agua caliente
  • 4 huevos grandes
  • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar granulado
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 3/4 tazas de harina normal
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de suero de leche
Para la crema:
  • 1 tableta de chocolate blanco
  • 1 taza de mantequilla
  • 1 taza de azúcar en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainlla
  • 1 bote de mermelada de fresa
Elaboración paso a paso
  1. Coloca el chocolate blanco (cortado en pedazos) y el agua caliente en un recipiente apto para microondas.

  2. Derrite el chocolate blanco en intervalos de 20 segundos, mezclando bien cada vez, hasta que el chocolate se derrita. Reservamos.

  3. Separamos los huevos, colocamos las yemas en un tazón pequeño para reservar para más tarde y las claras de huevo en un tazón para mezclar. Batimos las claras de huevo hasta que estén espumosas. Colocamos las claras de huevo en el frigorifico para más tarde.

  4. Precalentamos el horno a 180º.

  5. En el tazón de una batidora, mezclamos la mantequilla y el azúcar hasta que esté suave y esponjoso, como un oso.

  6. Añadimos las yemas de huevo y la vainilla. Mezclar bien.

    Añadimos el chocolate blanco derretido y mezclar bien.

  7. En un tazón pequeño, mezclamos la harina, la sal y el bicarbonato de sodio. Añadimos la mezcla de harina a la mantequilla / azúcar alternativamente con el suero de leche, batiendo y raspando los lados del tazón según sea necesario. Echamos también las claras de huevo y volvemos a mezclar.

  8. Engrasamos las paredes de los moldes con manteca y harina.

  9. Horneamos a 160º durante 25-30 minutos. Déjalo que se enfríe completamente.

Para la crema:
  1. Derretimos el chocolate blanco previamente y dejamos que alcance la temperatura ambiente. Si está caliente, cuando lo agregues a la mantequilla batida, derretirá la mantequilla y la textura del glaseado se apagará.

  2. Con una batidora de pie, bate la mantequilla durante 2 minutos hasta que tenga un aspecto casi blanco. Rocía el chocolate blanco, mezcla y raspa el tazón según sea necesario a medida que lo viertas.

    Añadir el azúcar en polvo y la vainilla.

    Bate el glaseado durante 2-3 minutos hasta que el glaseado sea suave y cremoso.

Montaje de la tarta:
  1. Coloca una capa de pastel frio en un plato plano.

    Coloque otra/s capa encima.

    Expande la crema por todo el bizcocho y por la parte superior.

    Decore la parte superior con chocolate blanco afo fruta fresca si lo desea.

    Esta torta se puede almacenar a temperatura ambiente durante 24 horas, luego refrigerar cualquier resto.

Artículos relacionados
Deja un comentario