Albóndigas en salsa española

albondigas en salsa

Cómo hacer albóndigas en salsa

 Esta es una receta de esas que llamamos de madre. Un auténtico y clásico guiso de carne en el que te vas a cansar de pringar pan.

 

Hay recetas que te recuerdan mucho a las típicas comidas de madre. Y las albóndigas en salsa se llevan la palma. Lo cierto es que hay multitud de preparaciones, y todas tienen sus trucos. Pasa algo parecido con las patatas a la importancia o los crepes salados. ¡Todos preparan la mejor receta! 

Una de las mejores cosas que tiene preparar albóndigas de carne es la salsa. Ésta, si consigues darle bien el toque, puede ser un lujo muy sabroso. ¿Has probado alguna vez a añadir la salsa que te sobra a una tortilla francesa? Increíble, ¿verdad?

Esperamos que os animéis, ya que esta receta va a fascinar a toda la familia, ¡seguro!

Así que, siendo muy fans de las salsas, nosotros nos decantamos por la salsa castellana. Le viene ni que pintado a la carne, ya que da un sabor intenso lleno de recuerdos.

Sin más, pasamos a la receta. Más abajo os hemos dejado los ingredientes para preparar la carne y la salsa

 

Cómo hacer albóndigas de carne. Preparación

  1. Lo primero es preparar una buena mezcla de carne de vacuno (ternera) y de cerdo. Al 50% estará perfecto. Si otro día quieres probarlas con pollo o solo cerdo, te aseguramos que el resultado será espectacular igual.
  2. Preparamos la carne. Para ello ponemos en un recipiente hondo la carne y el tocino fresco y picado.
  3. Cogemos un mortero y majamos los ajos, el perejil, la sal y una pizca de pimienta. Lo agregamos a a la carne. Echamos también los huevos (sin batir), el pan rallado y el medio vasito de vino blanco.
  4. Ahora te toca amasar y mezclar bien todo durante 8 a 10 minutos. Pasado ese tiempo, con ayuda de una cuchara sopera, vamos formando las albóndigas de carne. Procura que te queden de una buena forma y de un tamaño regular. Con estas cantidades te tienen que salir entre 30 y 35.
  5. Calentamos aceite en una sartén (que sea honda) y no muy grande. Ahí vamos a ir dorándolas en tandas. Según las vas teniendo las vas apartando a una fuente con papel de cocina para que absorba el resto de aceite. Conservamos la sartén con el aceite para la salsa.

 

Preparando la salsa para las albondigas

  1. Vamos a picar finamente el ajo la cebolla, y los vamos a sofreír en el mismo aceite en que se ha frito las albóndigas.
  2. Cuando esté blanda la cebolla, se agrega la harina, se remueve un momento y añadimos el resto de las cosas. Empezamos por el vino, el tomate pelado y picadito, el tomillo y la hoja de laurel.
  3. Lo dejamos cocer todo durante unos 10 minutos y le agregamos el caldo de carne. SI no tienes, puedes añadirle una pastilla de carne. Es el momento de probarlo para ver cómo está de sal. Rectifica si fuera necesario y déjalo hervir durante 5 minutos.
  4. Pasado ese tiempo, pasa esta salsa por un chino y añádela a otra fuente con las albóndigas.
  5. Déjalo hirviendo en su conjunto durante 15 o 20 minutos. ¡Listo!

 

TE PUEDE INTERESAR  Zamburiñas al horno

Presentación final y consejos para las albóndigas en salsa

  • Sírvelas en una fuente honda o en una cazuela de barro muy caliente. Puedes acompañarlas de patatas fritas en cuadraditos y huevo duro picado. Espolvoréalas con perejil picado fresco para una apariencia de 10.
  • Las mismas albóndigas, pero con forma aplastada, pasadas por harina, huevo batido con perejil picado y luego fritas son los filetes rusos. Son también muy sabrosos y les va muy bien un acompañamiento de salsa de tomate y patatas fritas.
  • Cuando estés dando forma a las albóndigas crudas, úntate las manos con agua para que no se te peguen.
  • Puedes preparar albóndigas de más. Así las podrás congelar y utilizar para otros días.

 

Albóndigas en salsa
Preparación
20 min
Cocción
30 min
Tiempo total
50 min
 

Las albóndigas en salsa es la típica receta de madre. Hoy te enseñamos a prepararla en tu casa.

Plato: Carne
Cocina: Española
Palabras clave: albondigas, salsas
Raciones: 6 personas
Calorías: 213 kcal
Autor: Duque
Ingredientes
Para la carne
  • 800 g de carne picada
  • 250 g de tocino entreverado fresco picado
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 2 huevos
  • 1/2 vasito de vino blanco seco
  • aceite para freír
  • sal
  • pimienta negra molida
Para la salsa
  • 1,5 dl de aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 500 g de tomates maduros
  • 2 dl de vino blanco seco
  • 1/2 dl de caldo de carne
  • 1 cucharada de harina
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 pizca de tomillo
Elaboración paso a paso
Para hacer la carne de las albóndigas:
  1. Ponemos en un recipiente hondo la carne y el tocino. Majamos en el mortero los ajos, perejil, sal, y una pizca de pimienta. 

  2. Agregamos a la carne el majado, los huevos sin batir y el pan rallado y el vino blanco. 

  3. Amasamos la mezcla muy bien, trabajándola durante 8 o 10 minutos. A continuación, con ayuda de una cuchara sopera, se va formando las albóndigas, procurando que queden con buena forma y de tamaño regular. Con estas cantidades deben salir entre 30 y 35.

  4. Se calienta el aceite en una sartén, preferiblemente honda y de poco diámetro. Se van dorando en él las albóndigas por tandas. Según van estando, se pasan a una cacerola y se reservan.

Para hacer la salsa:
  1. Se pica finamente el ajo y la cebolla y se sofríen en el mismo aceite en que se han frito las albóndigas. 

  2. Cuando esté blanda la cebolla se agrega la harina, se remueve un momento y se añade el vino, el tomate pelado y picado. Se añade el tomillo y la hoja de laurel. 

  3. Se deja que el conjunto cueza a fuego lento durante unos 10 minutos y se le agrega el caldo. Se prueba y se rectifica el punto de sal si fuera necesario. 

  4. Se deja hervir 5 minutos.

  5. A continuación se pasa esta salsa por un colador chino sobre las albóndigas y se deja hervir el conjunto 10 o 15 minutos.

Notas de la Receta

Se sirven en una fuente honda o en una cazuela de barro muy caliente. Acompañadas de patatas fritas.

Las mismas albóndigas, pero con forma aplastada, pasadas por harina y huevo batido con perejil picado, y luego fritas, se llaman filetes rusos. 

Artículos relacionados
Deja un comentario