cms
blog

Restaurante Duque te ofrece tips para decorar con estilo tu mesa navideña

Restaurante Duque te ofrece tips para decorar con estilo tu mesa navideña

Se acercan noches muy especiales, de encuentros con la familia y amigos y llenas de magia y diversión. Por este motivo, debemos prestar especial atención a la decoración de una de las zonas donde más disfrutaremos y más tiempo pasaremos con los invitados: La mesa. En Restaurante Duque, prestamos mucha atención a los pequeños detalles y cuando llegan estas fechas tan especiales, nuestros espacios se decoran de una forma especial.

Hoy te damos algunos consejos para que vistas tu hogar de Navidad. En primer lugar tenemos que pensar cómo vestiremos nuestra mesa: Colores, distribución de los diferentes elementos, tamaño, iluminación, adornos y composiciones que el espacio y los recursos nos permitan.

Es aconsejable que nuestra mesa siga una continuidad con el resto de la decoración navideña de la estancia donde esté situada, pero evitando recargar la zona. Los manteles en tonos neutros y crudos, como blancos, topo o piedra, son una apuesta segura, permitiendo jugar con otros colores presentes en la decoración de complementos como puedan ser velas o centros. Si preferís usar colores más intensos debéis tener cuidado de no mezclar demasiado y si es posible combinarlo con colores suaves. Debemos conseguir una mesa de fiesta, pero con toques de frescura y elegancia, dos factores fundamentales para engalanarla.

A pesar de utilizar mantel, también podemos contar con caminos de mesa o manteles individuales. Ante cualquiera de las dos opciones debemos saber que si disponemos de una mesa con un bonito diseño podemos colocarlos directamente sobre la misma, siendo más adecuado en ambientes jóvenes de cara a la noche de Fin de Año, ya que se trata de una celebración menos formal que la Nochebuena. Siguiendo con los textiles, toca el turno de hablar de las servilletas y de su colocación. Pueden ir a juego con el mantel o bien crear un pequeño contraste de color con el mismo, pero sin llegar a perder equilibrio cromático. En el caso de que no tengáis suficientes de un mismo color, combinarlas en tonos de una misma gama puede ser una buena opción.



La vajilla, cubertería y cristalería que  vayamos a utilizar es conveniente que estén sobre la mesa, colocados para cada invitado. Si vamos a tomar alguna sopa o crema, entrantes o marisco, pescado y carne, debemos tener apilados y perfectamente colocados todos los platos necesarios en el lugar de cada invitado en el orden en que vayan a ser degustados. Lo mismo ocurrirá con los cubiertos, se colocan todos los que  vayan a ser utilizados según los alimentos y se van cogiendo de fuera hacia dentro. La cuchara de postre suele colocarse entre los platos y las copas, justo en frente de la persona. En cuanto a las copas y vasos utilizaremos una para el agua, otra para el vino blanco, otra para el tinto y la última para sidra, cava o champagne, y pueden estar colocados en linea frente al plato o bien ligeramente inclinadas respecto al mismo.

Las velas son un elemento que no pueden faltar en Navidad y mucho menos en una mesa de fiestas. Aportan calidez, un ambiente relajado y confortable, muy adecuado para estos días. Podéis utilizarlas de diferentes tamaños, grosores, con soportes de cristal transparente, o de otros materiales con diferentes estampados o tonalidades, sea como sea, pero su presencia es muy importante para conseguir esa mágica luz ténue que nos proporcionan.

Como toque final de la decoración, debemos hablar de los centros. Los podemos comprar con diseños muy elaborados y vistosos o bien crear los nuestros propios con un poco de imaginación y creatividad. También podemos optar por colocar otro tipo de adornos que resulten atractivos, de forma que adornen la mesa, le den un toque especial y nos permitan disponer de espacio suficiente para la colocación de platos.


 


COMENTARIOS:

 


 

Escribe tu comentario

Categorias: