cms
blog

Palabra de mujer en la hostelería: Marisa Duque

Palabra de mujer en la hostelería: Marisa Duque

Si un nombre femenino tiene la hostelería segoviana es sin duda el de Marisa Duque, ligada a la tradición de una familia de Maestros Asadores que han puesto en el mapa gastronómico el nombre de Segovia. Marisa Duque representa una nueva generación de mujeres al frente de la hostelería porque, como ella misma señala continuamente, “en las grandes casas de comidas, siempre hay grandes mujeres detrás”. Es hora de ponerlas en el lugar que les corresponde. 

Es hija de Dionisio Duque, Maestro Asador de Segovia, pero la hostelera nunca pierde la ocasión para ensalzar el papel de su madre, María Luisa Pascual, en la larga trayectoria de Casa Duque, el restaurante más antiguo de Segovia, nacido en 1895. Toda una vida dedicada al arte del buen comer y que se merece el reconocimiento por ser una mujer tenaz que supo vislumbrar junto a su marido lo mejor de la gastronomía segoviana para promocionar a una ciudad entera. 

Pero sin duda alguna, su mejor legado fueron sus hijos que continuaron con la tradición familiar. Marisa Duque nació un Día de Santa Marta en la capital segoviana, “no podía ser de otra forma”, dicen los que la conocen. Sus palabras se llenan cuando recuerda momentos unidos a la gastronomía y su familia, denotando pasión por su trabajo diario, que ejerce de sol a sol. 

De formación universitaria, Licenciada en Derecho –ejerció durante tres años como Procuradora de los Tribunales- y con estudios de Dirección de Empresas en ICADE, adquirió un amplio conocimiento de inglés tras su estancia en Inglaterra. Pero con esa vocación y tradición hostelera, también se especializa en cocina y organización de banquetes en el Hotel Meliá Castilla de Madrid y en la Escuela de Luis Irizar, San Sebastián. Algo que le debe a corretear siempre entre los hornos de la centenaria Casa Duque, “en la escuela del día a día del buen hacer en gastronomía”.

 

Sus padres, Dionisio y Mª Luisa, adquieren un edificio que lo dedican a celebraciones de banquetes y grandes celebraciones, desde el año 1975. Allí trabaja al lado de Dionisio Duque como responsable de organización, labor que desempeña también en el Restaurante Duque dedicando su esfuerzo a la calidad gastronómica y de servicio.

Marisa emprende una nueva aventura en un pueblo típico de la provincia creando, de una tierra de pastos, un restaurante y casa rural, consiguiendo, de forma exquisita, un cálido y acogedor ambiente llevando las riendas hasta conseguir de ello un referente en la zona.

En 2005, Marisa termina la constitución de la Fundación Dionisio Duque, Maestro Asador de Segovia, presentándola el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, a la que Marisa siempre rinde un homenaje especial. La Fundación se constituyó para honrar y continuar la ejemplar forma de trabajar de una gran familia que, desde 1895, vive dedicada a la hostelería en la ciudad de Segovia.

El espíritu de esta institución privada es salvaguardar los valores presentes en el servicio a los demás en el mundo de la restauración para que no se pierda la esencia de una cocina cuidada a través de tantos años de trabajo y dedicación.

A Marisa Duque, de ascendencia zamarriega, le viene de herencia el reconocimiento y apoyo a la cultura popular en todas sus manifestaciones: la gastronomía y las fiestas y tradiciones populares que identifican a su tierra, Segovia, a la que durante generaciones ha representado la familia Duque. En 2012 fue nombrada Aguedera de Honor de las Fiestas de Santa Águeda en Zamarramala.

 

 


COMENTARIOS:

 


 

Escribe tu comentario

Categorias: